Ecohuerto en Placeres

Los alumnos de 1º de Educación Primaria del Colegio Sagrado Corazón Placeres han montado y cuidado, con mucha ilusión y solidaridad con el medioambiente, un huerto. No se trataba de un huerto cualquiera, sino de un ecohuerto; en el que no se emplea ningún producto químico para potenciar el crecimiento de las plantas o evitar plagas, y en el que se empleaba agua recogida de la lluvia para el riego de los cultivos.

Con dicha actividad, se trata de concienciar a los alumnos sobre la importancia del cuidado de nuestro entorno, de contribuir a la sostenibilidad de nuestro planeta fomentando las aptitudes sostenibles basadas en las 3 Rs, y de darles a conocer algunos de los muchos beneficios que se pueden obtener del cuidado de nuestro entorno.

El montaje y cuidado del ecohuerto fue un proyecto multidisciplinar, ya que englobaba el trabajo de las diferentes áreas. Así, en la clase de Ciencias se estudiaron los tipos de plantas y otros vegetales, el clima, los ecosistemas, la procedencia de los alimentos, beneficios del consumo de vegetales, las profesiones… mientras que en matemáticas se realizaron mediciones para el cercado de la huerta y el trazado de curvas y rectas. También participaron en otras materias inicialmente menos relacionadas con el medioambiente. De ese modo, en Música se realizaron bailes y audiciones, se cantaron obras relacionadas con el planeta; en Educación Plástica se trabajaron las emociones y se confeccionó un espantapájaros con distintas caras según el estado del huerto; en Lengua se escribieron canciones y poesías, se realizaron carteles y se describió el proceso de germinación de una semilla.

Este gran proyecto estaba englobado dentro de los dos proyectos de centro: Somos Influencers saludables (concienciándonos de la importancia de tener una alimentación saludable) y al Proyecto D (valorando como muy positiva la respuesta de los niños hacia la naturaleza con manifestaciones tales como el abrazar árboles, contemplación de plan tas, insectos, lecturas al aire libre, actividades de relajación sobre la hierba…).

Además de los alumnos de 1º de Educación Primaria, se involucró al alumnado de otros niveles del centro. Cabe mencionar que los alumnos del Aula Azul de Educación Especial compartieron su experiencia en el huerto escolar, explicando el empleo de las distintas ecoherramientas (azada, rastrillo, pala, tijera de podar….). Los mayores de Educación Primaria les ayudaron a entender en qué consistía y cómo se obtenía el compost que se empleó para abonar los diferentes cultivos. En los composteros del centro, los alumnos pudieron comprobar la importancia de su contribución al compostaje con los restos orgánicos de su merienda diaria.

En cuanto a las labores propias del huerto, los alumnos participantes comenzaron por las labores propias del acondicionamiento del terreno, eliminación de malas hierbas, limpieza, mullido y alisado. Como recipiente para las plantas se emplearon botellas de plástico y cajas de madera de frutas. De esta forma se incentivaba el reciclado de éstas. Tras el llenado de las mismas con una mezcla de tierra y compost, se procedió a la siembra de las semillas traídas por los alumnos y el profesor Pablo Carro (habas, lentejas, garbanzos….), hortalizas del vivero (tomates, pimientos, remolacha, zanahorias….) además de plantas aromáticas y bulbos de flores.

A medida que el huerto fue tomando forma y los cultivos creciendo, los alumnos descubrieron que el huerto servía de imán para un gran número de insectos, algunos de ellos beneficiosos. Con el  avance de la primavera y con los cuidados de los alumnos, llegó la hora de la esperada cosecha. Momento que sirvió para introducir a los alumnos en el estudio de los productos elaborados de origen vegetal, tales como lápices, el papel, las fibras textiles, margarina, aceite, mermeladas y un largo etc.

Comparte esto:

Curso 20/21, Educación Primaria, Voz Natura